El domingo por la madrugada dos sujetos ingresaron a una vivienda anunciando que realizarían un allanamiento, redujeron a los habitantes, les sustrajeron dinero y otros elementos. Uno de ellos perdió el celular en el camino y constataron de esta manera que se trataba de un policía.

Un hecho que conmueve a la opinión publica geselina se produjo en la madrugada del domingo cuando dos sujetos a mano armada irrumpieron en una vivienda (de calle 149 entre 6 y 7) luego de expresar que se trataba de un allanamiento policial y redujeron a la ocupante, una mujer de nacionalidad boliviana para sustraerle mil pesos en efectivo; una bolsa con juguetes y otros elementos de valor. 

La sorpresa fue, cuando minutos más tarde la víctima encuentra en el patio un celular, comprobando que su propietario es un policía, que presta servicio en la Comisaria Segunda de esa localidad y que ella conocía. 

De inmediato interviene la fiscalía, a cargo de Walter Mercuri quien ordena a la DDI de Gesell que proceda a la aprehensión del efectivo mencionado, también de nacionalidad boliviana.
En el día de ayer, el fiscal Juan Pablo Calderón, procedió a tomarle la declaración indagatoria.

FUENTE: El Mensajero de la Costa.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »