Las bajas temperaturas reinantes hacen que crezca el consumo de gas domiciliario y por ende, baje la presión en los gasoductos, a la vez que dificultan al máximo el transporte y la distribución de gas.

 

 

Con el objetivo de priorizar el abastecimiento a los clientes residenciales, Camuzzi Gas Pampeana ordenó interrumpir la provisión en aquellas bocas de expendio que tengan un contrato de “suministro interrumpible” y sólo vender hasta el límite convenido previamente en las que cuentan con “suministro firme”.

 

 

 

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »