Después de hacer su primer travesía a Ushuaia el año pasado llevando el mensaje de concientización de donación de médula ósea, Bernardo José Frías llegará al límite con la Provincia de La Pampa.

 

 

Cerca de las 12 horas del viernes 13 de septiembre el comerciante geselino partió rumbo a Lago Epecuen en su bicicleta.

 

La laguna o lago Epecuén es un espejo de agua perteneciente a la cuenca endorreica del sistema de las Encadenadas del Oeste, en el interior de la provincia de Buenos Aires, Argentina. 

 

Es conocida por tener supuestos efectos curativos para varias enfermedades y por su desborde el 10 de noviembre de 1985, inundando completamente a la localidad de Villa Epecuén, la cual se encontraba en sus costas.

 

Ubicada en el fondo de una depresión, el nivel de agua de la misma solo disminuye por evaporación. Por su alta concentración salina, la laguna es hiperhalina, diez veces superior al porcentaje presente en el mar. Sus aguas se aprovechan para combatir depresión, afecciones reumáticas y de piel y agotamiento psicofísico. La ciudad de Carhué se encuentra a orillas de esta laguna.

 

La laguna de Epecuén fue nombrada por primera vez en 1770 por el piloto de la Real Marina Pablo Zizur el cual la bautizó San Lucas. Dicho santo es el patrono de la medicina y se especula que haya sido bautizada así por la fecha de paso.

 

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »