El Doctor Juan Pablo Coria se encontraba envuelto en una causa por la mala praxis luego de una intervención por parto en el Hospital de Villa Gesell. Pero la medida dictada por el Juzgado Correccional N°2 de Dolores consideró que “no hubo acción que hubiera causado el fallecimiento del paciente”.

 

El juez señaló en su análisis, tras nueve años de investigación, que no se podía corroborar una mala ejecución del especialista porque no se había secuestrado la historia clínica original, sino que se adjuntó una fotocopia mal tomada.  

 

En este sentido, la impulsora de la ley que busca proteger a las víctimas Gabriela Covelli señaló que “justamente quien lleva la historia clínica es el médico”. “Si no está, esto debería jugarle en contra al especialista y no al paciente”, sentenció. 

 

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »