Un jueves en donde dos alimentadores salieron de servicio y pese a la Cuarentena, los trabajadores de Cevige, debieron conectar nuevamente para que vuelva la luz en zona sur. Por otra parte, durante el mediodía, trabajaron en Mar Azul por la caída de un cable que mató un perro. Estuvieron junto a Bomberos y personal policial.

 

Pasadas las 19 horas la caída de un árbol sobre la línea en la zona de 146 y Circunvalación provocó la salida de servicio del alimentador N°5, que abastece al sur del partido. Los trabajadores de la Cooperativa Eléctrica  trabajaron en el lugar y a las 20:35 horas normalizaron el servicio. 

 

Por otra parte, casi en simultáneo animales sobre el tendido eléctrico provocaron la salida de servicio del alimentador N°7 que en minutos puedo ser reparado y se normalizó la situación.

 

Una situación lamentable se vivió en Mar Azul, en la calle 36 e/ Miramar y San Clemente. Durante el mediodía se cayó un cable del tendido eléctrico por la caída de una rama, esto provocó que un perro muera electrocutado. Bomberos del Destacamento estuvieron en el lugar para controlar la zona hasta la llegada de Cevige que restableció el servicio.

 

En cuanto al animal que murió por la descarga que sufrió, fue entregado a su familia.

 

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »