En la tarde noche del jueves el Intendente pinamarense mostró el trabajo que vienen haciendo para enfrentar la pandemia. En caso de desarrollarse un avance desmedido del virus, se creó un anexo en el hospital para 36 camas y 24 más que estarán en lo que es el centro de jubilados. Estas obras quedarán conectadas nosocomio local. Además comenzaron a imprimir mascarillas para los médicos del hospital.

 

Ayer, los trabajadores de servicios Urbanos comenzaron la obra de una sala de internación extra, en donde se espera tener 36 camas.
Va a estar ubicada sobre Rivadavia y cuando haya pasado el brote, será la sala de maternidad del hospital municipal de la ciudad vecina.

 

Se suma a las 24 camas de internación del centro de jubilados que ya en unos días queda anexado finalmente al hospital mediante una manga de conexión.

 

Martin Yeza, intendente de Pinamar, profundizó en agradecer a vecinos y trabajadores que están trabajando arduamente para que las obras sean posibles.

 

Ademas, anunció que en el Centro de Innovación están imprimiendo mascarillas de protección para los médicos del hospital. Con seis impresoras 3D esperan imprimir 200 máscaras para que los médicos estén preparados si se enfrentan a un intenso brote de Coronavirus.

 

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »