Durante el mediodía del sábado se realizó una clínica de Surf adaptado organizado por Remando Juntos, en la cual personas con capacidades especiales pudieron vivir la experiencia de surfear en el mar.

La capacitación en surf adaptado estuvo a cargo de Lucas Rubiño y sus colaboradores de la Asociación “Remando Juntos.” En donde Lucas junto a su colaboradora Mar Ibarra, se volcaron a instruir a los presentes conformados entre guardavidas, instructores de Surf y Acompañantes terapéuticos.
El escenario de este evento fue la playa integrada en el balneario Amarello en donde se brindo la capacitación que unió a todos por la pasión de surf. Esta experiencia fue vivida con total emoción, por todas las personas que concurrieron debido a que pensaban que era imposible poder hacer esta actividad tan pasional concretando un sueño y eliminando barreras.

Por su parte, Marta Zuloaga agradeció a Lucas Rubiño por poder traer esta experiencia en Villa Gesell, porque además de llevar el deporte a lugares no pensados llevan contención, estimulación y confianza a las estas personas.
Primeramente la jornada contó con una parte teórica y luego se tuvo la experiencia dentro del mar en donde todos los asistentes pudieron vivir la experiencia de surfar.

Finalmente, Marta Zuloaga y Carla Pauffman le obsequiaron a Lucas Rubiño una silla anfibia para que su asociación pueda ingresar fácilmente al mar con sus alumnos, ya que no contaban con este elemento de suma importancia para la actividad.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »