Los trabajadores municipales ocupados al cuidado de la zona dunícola instalaron señalética, construyeron un deck y un mirador con madera reciclada de la renovación de la rambla. Además, este año mantuvieron su presencia en el área durante toda la temporada baja.

Los guardaparques municipales continúan atendiendo las necesidades de la Reserva Natural Faro Querandí. Entre las últimas acciones, el cuerpo construyó e instaló nueva señalética en el trayecto del puesto al faro. La nueva cartelería tiene como propósito evitar accidentes e indicar que únicamente está permitido circular con vehículos por la playa media. También indica las áreas de avistaje de aves, la misma fue pintada a mano por los propios guardaparques.

Por otra parte, los Guardaparques construyeron un deck alrededor del puesto y un mirador a 700 metros de distancia del container. Ambas estructuras se realizaron con madera reciclada de la renovación de la rambla. El cuerpo de trabajadores ambientales se encuentra realizando nuevos senderos que promuevan la recorrida a pie de la reserva dunícola. Estos trabajos se suman a las tareas de cuidado y concientización que este año sostuvieron durante toda la temporada baja.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »